Asesoramiento profesional

Asesoramiento profesional PYME

En qué consiste el asesoramiento profesional de INSDE para mejorar la gestión diaria de tu empresa.

Punto de partida

El punto de partida de un servicio de asesoramiento profesional está en las obligaciones que derivan de la realización de cualquier actividad económica. Toda empresa, del tamaño que sea, se encuentra con estas exigencias de índole jurídico-económico.

Tienes una idea que podría resultar en una actividad económica para que se convierta en una fuente de ingresos. Este es el principio. Pero para lograr estos ingresos habrá que realizar una serie de inversiones y gastos. Este conjunto de elementos de valoración se pueden sistematizar. Y esto dará como resultado unos estados de origen y aplicación de fondos: de dónde obtenemos el dinero y cómo lo gastamos en nuestra actividad.

Ello nos permitirá saber si nuestra empresa o actividad es rentable y si, por lo tanto, de ello se deriva el cumplimiento de una serie de obligaciones. De entre ellas, en primer lugar, deberemos tener en cuenta las obligaciones formales.

Obligaciones formales

Éstas son las que nos llevarán, porque hay una norma jurídica que lo establece (ley, reglamento, etc.) a registrar nuestras operaciones de determinada manera. Para ello el Plan General Contable, con sus distintas variantes sectoriales (para Pymes, entidades sin fines lucrativos, etc.) nos marca una serie de pautas.

La explicación es que de esta forma nuestra información, así registrada, podrá ser comparada con la de otras entidades u organizaciones. A partir de estas operaciones de registro y valoración, es como se podrán tomar decisiones adecuadas a lo largo del ejercicio económico y es cómo, al cierre del mismo, podremos calcular el resultado. Si hemos tenido beneficios o pérdidas y consecuentemente liquidar los impuestos correspondientes.

Cuál es nuestra propuesta de valor

Frecuentemente las micro y pequeñas empresas, que conforman la mayor parte del tejido productivo de nuestro país, así como en la mayoría de las economías del planeta, cuentan con recursos limitados. Organizaciones muchas veces de tipo familiar que, en el mejor de los casos, dan trabajo a un puñado de empleados. Estas pequeñas estructuras suelen carecer de los medios necesarios para ocuparse por sí mismas de tareas tan necesarias como una adecuada gestión interna. El día a día impide destinarles el tiempo necesario.

En otras ocasiones, estas tareas de contabilización, registro y valoración se afrontan por el equipo emprendedor distrayendo tiempo a labores tan importantes como la comercialización, venta de productos, etc.

En resumen: se trata de unas tareas que pueden externalizarse en forma de asesoramiento. De hecho, el asesoramiento profesional en materias de contabilidad, impuestos, nóminas y seguros sociales está muy extendido.

Pero veamos en qué consiste y cuál es nuestra propuesta de valor.

Cómo podemos mejorar nuestro día a día

Te lo explicamos en nuestro siguiente artículo…

Las PYMEs en España

Las PYMES en España.

Cuál es el perfil de las Pymes en nuestro país.

Las Pymes en España tienen un rol fondamental en la economía del país. Más del 60% del valor agregado y casi tres cuartes de los trabajadores son proporcionados por las pequeñas y medianas empresas. Un porcentaje superior a la media de la Unión Europea (UE).  Las microempresas son particularmente importantes y representan  el 41% del empleo en la economía empresarial no financiera.

Cuadro datos clave Pymes en España 2015

Según datos de Eurostat, al igual que en el resto de la UE, el comercio mayorista y minorista y la manufacturación de bienes y servicios son los sectores más importantes de las PYMEs, con acciones de valor agregado del 24% y el 21%, respectivamente.

Composición de las empresas españolas por su tamaño

En 2015, de los datos estadísticos publicados resulta la siguiente composición de las empresas españolas por su tamaño:

Micro empresas:                 2.333.211

Pequeñas empresas:           110.314

Medianas empresas:              14.799

TOTAL PYMEs:                    2.458.324

Por lo tanto, el peso total de las microempresas es el mayor en el segmento PYME de España. Éstas son las que emplean a menos de 10 trabajadores.

Importancia de las PYMEs en el empleo

Las PYMEs en España ocupaban en 2015 a 8.039.287 personas trabajadoras, representando el 73% del total de los empleos. Muy por encima del 66,8% que se registra como media de los 28 países de la UE.

Estos datos confirman el peso de pequeñas y medianas empresas en nuestro país.

Para sugerencias, actualizaciones e información ampliada puedes contactar con nosotros.

¿Qué es una PYME?

Definición y descripción del concepto de PYME.

Las características que identifican a una PYME pueden variar de una a otra fuente consultada.

Por razones de claridad administrativa y seguridad jurídica, la definición de «PYME» que proponemos es la que figura en la Recomendación 2003/361/CE de la Comisión, de 6 de mayo de 2003, sobre la definición de microempresas, pequeñas y medianas empresas de la Unión Europea.

Una PYME (Pequeña o Mediana Empresa) se define como una entidad, independientemente de su forma jurídica, que ejerce una actividad económica. En la Unión Europea se pueden considerar PYME las entidades que llevan a cabo una actividad artesanal u otras actividades a título individual o familiar. También a las sociedades de personas y a las asociaciones que realizan una actividad económica de forma regular. Éstas, atendiendo a ciertos parámetros cuantificables, puedan ser consideradas como tales por su tamaño. Como veremos a continuación se atiende básicamente a su volumen de facturación y número de personas empleadas.

Las empresas se dividen en cuatro categorías: micros, pequeñas, medianas y grandes. Las tres primeras son las que definen el concepto de PYMES.

Microempresas.

Las microempresas son las que:

  1. Ocupan a menos de 10 personas
  2. Tienen un volumen de negocios anual o balance general anual menor a 2 millones de euros.

Pequeñas empresas.

Las empresas pequeñas, a su vez, son las que:

  1. Ocupan menos de 50 trabajadores y
  2. Cuyo volumen de negocio no excede 10 miliones de euros.

Empresas medianas.

Las empresas medianas son las que:

  1. Tienen menos de 250 trabajadores y
  2. Su volumen de negocios anual no excede de 50 millones euros o
  3. Cuyo balance general anual no excede de 43 millones euros.

Referencia en el BOE

Para más información, o actualización del contenido puedes contactar con nosotros. Gracias.


Licencia Creative Commons 4.0